jueves, 24 de noviembre de 2011

Vasos comunicantes: Canal de Panamá.
    
      En este trabajo voy a hablar acerca de otra de las utilidades que se le han dado a la energía hidráulica, basada en el principio de los vasos comunicantes, mediante un ejemplo: el Canal de Panamá.
      
      El principio de los vasos comunicantes, o paradoja hidrostática, declara que cuando varios recipientes de distintas formas y capacidades, abiertos por su parte superior y comunicados entre sí por su base ( vasos comunicantes), se llenan con un líquido, este alcanza en todos la misma altura.

 Principio de los vasos comunicantes

     El Canal de Panamá es una vía fluvial artificial que une los océanos Atlántico y Pacífico a través del istmo de Panamá. Discurre desde la localidad panameña de Cristóbal, en la bahía de Limón (un brazo del mar Caribe), hasta la de Balboa, en el golfo de Panamá, el canal tiene unos 64 km de longitud, sin considerar los canales dragados de unión situados en cada extremo. La profundidad mínima es de 12,5 m y la anchura mínima es de 91,5 metros.

 Mapa del canal